Nuestro Modelo

Nuestro modelo está basado en la intervención socioeducativa y psicoeducativa, trabajando de forma coordinada con aquellos recursos que envuelven, protegen y empoderan a nuestros niños, niñas y adolescentes, garantizando su desarrollo integral y máximo potencial.

Para tal fin, desde el recurso de acogimiento se potencia y es parte imprescindible el acompañamiento a las familias educadoras, que les proporcionan un hogar por el tiempo necesario, hasta que se normalicen sus situaciones de riesgo de exclusión social o desamparo, con la máxima aspiración de poder alcanzar el retorno a sus familias de origen.

A su vez, desde el recurso del HOGAR se potencia el enriquecimiento de sus vivencias, a través del acompañamiento de educadores y educadoras, que actúan como tutores y tutoras de resiliencia, proporcionando experiencias de vida lo más enriquecedoras posibles, y creando entre todos y todas, un hogar significativo.

Centramos la intervención en las potencialidades de las personas, para que sean motor de su propio cambio y superar así sus dificultades, fomentando de esta forma su autonomía y dejando a los/as profesionales como figuras de acompañamiento en su empoderamiento, lejos de crear lazos de dependencia. Así como, el respeto y adaptación de la intervención del momento vital de cada persona, ya sea grande o pequeña.

Ir arriba