Programa de Difusión del Acogimiento

En qué consiste el acogimiento familiar

Cuando hablamos de acogimiento familiar tenemos que tener claro que es casi una opción de vida, una forma de entender nuestra filosofía familiar. No se trata de sustituir a nadie, ni de pretender llenar el espacio familiar con un miembro de la familia más.

Es más bien, proporcionar el calor y la seguridad de un hogar a una persona que, por diversas circunstancias ajenas a su voluntad, se ha visto en un momento de su vida desprotegido o vulnerado. Por lo tanto, como vemos consiste en dar la calidez y el amor de una familia a una persona, sin condiciones, sin reservas, integrándolo en el seno familiar y siendo muy conscientes desde un verdadero sentimiento altruista, que esta relación tendrá su fin. Pero un fin maravilloso, donde ambas partes se llevarán el amor, el cuidado y el mimo, que se procesaron por siempre.

Por lo que la finalidad del acogimiento, es el bienestar del niño/a por encima de todo, proporcionando una familia que se adecúe a las necesidades del mismo/a, sin que este/a pierda el contacto con su familia biológica, pues salvo excepciones (preadoptivo), volverá con su familia de nacimiento cuando se haya resuelto la problemática que los condujo a esta situación temporal.

Por eso es vital, que durante todo este proceso el niño/a esté protegido, arropado y acompañado, en su desarrollo integral como persona, curando las heridas del pasado, superando este período de separación necesario y retornando al seno familiar fortalecido. Todo ello favorecido por una estancia en el calor de un hogar, que le ha comprendido y le ha ayudado, durante este período de su vida.